Microblading de cejas

Aida art microblading & lashes

Microblading de cejas

Reserva tu sesión

Para reservar tu sesión es necesario realizar una paga y señal de 30€

Microblading de Cejas en Barcelona

En Aida art microblading & lashes presentamos la exitosa técnica  japonesa de maquillaje semi permanente aplicada principalmente en las cejas que ha revolucionado el mundo.

El Microblading de cejas pelo a pelo que permite tener unas cejas perfectas y definidas mediante el maquillaje semi-permanente.

Se trata de dibujar trazos muy finos en dirección del nacimiento del pelo de las cejas. El efecto es hiperrealista y donde apenas notarás la diferencia de unas cejas reales a unas cejas diseñadas con microblading.

Está recomendado para personas que por alguna razón quieren modificar la densidad de las cejas, cambiar  su forma o de color.

Esta técnica brinda la oportunidad de tener una cejas perfectas y por lo tanto un aumento de la belleza.

Esta indicado  tanto para  hombres como para mujeres…….

La duración del tratamiento es aproximadamente un año depende de la piel. Se realiza un retoque un mes después del primer tratamiento. Cada año si así la persona lo desea puede ir haciendo retoques para mantenerlo.

En caso que la paciente no quiera volver a repetir el proceso cada año, el microblading va desapareciendo sin dejar ningún efecto en la piel.

El tratamiento tiene una duración aproximadamente de 2 horas y 30 minutos, es  indoloro dependiendo de la sensibilidad de cada persona. El resultado es inmediato.

Todos nuestros tratamientos de microblading y micropigmentación incluyen el retoque a los 30 días.
a

¿En qué consiste el microblading?

  1. Estudio de la piel, prueba de alergia y preguntas de test de salud.
  2. Primera sesión que consiste en un diseño de ceja basado en un estudio facial. Una vez realizado el estudio, solo se continua con el servicio si la clienta ha dado su aprobación y está satisfecha con la forma aconsejada. Hay que tener en cuenta que nuestros rostros no son perfectos y nuestro equipo técnico hace todo lo posible para crear la mayor simetría posible.
  3. Después de 4-6 semanas se realiza una revisión de cómo ha cogido el pigmento la piel y cómo ha cicatrizado. Ocasionalmente hay clientes que no cogen bien el pigmento y hay que proceder con un tercer retoque.

¿Cómo se realiza?

Se realiza con una pluma desechable (tebori), que tiene insertadas en un extremo unas agujas muy pequeñas con las que se realizan unos microcortes en la piel que imitan el trazado de cada pelo.

Con la pluma de microblading tenemos la posibilidad de crear trazos en forma de pelo individual, dando como resultado una ceja mucho más realista que con otras técnicas. Nuestro objetivo es crear un diseño atemporal y acorde a tu fisionomía.

Duración del Microblading

La duración habitual del Microblading es de 8 a 12 meses, aunque ocasionalmente puede durar más tiempo. Al realizarse en una capa superficial de la piel el pigmento se va degradando poco a poco, hasta que algunos trazos desaparecen. Cuando comienza a degradarse pueden hacerse retoques para que no llegue a desaparecer.

 

¿Se siente dolor?

Algunas personas sienten algunas sensaciones molestas, mientras que existen otros pacientes que aseguran no notar ninguna incomodidad. Al ser un tratamiento superficial, la cliente apenas siente dolor durante la sesión. Afortunadamente, la zona de las cejas posee un bajo número de terminaciones nerviosas.

Por consiguiente las posibles sensaciones de dolor son prácticamente inexistentes y dependera tambien del grado de tolerancia de cada cliente ya que el umbral del dolor es diferente en cada individuo

Contraindicaciones

La realización de este tratamiento de belleza está contraindicado en personas que cumplan uno o más de los siguientes condicionantes:

Personas que formen Queloides, que tengan afecciones cardiovasculares y problemas del corazón, mujeres embarazadas, epilepsia, psoriasis e irritaciones de la piel, aplicación de bótox en los 3 meses anteriores, y personas inmersas en procesos de quimioterapia (consultar con un especialista médico con antelación). En personas con diabetes se podra realizar siempre que este medicamentada y con el permiso de su medico, en el caso de personas con problemas de tiroides, estas se lo podran realizar pero hay que advertirles que el pigmento podría degradarse con mayor facilidad según el transcurso del tiempo.

CUIDADOS POSTERIORES MICROBLADING

Una de las ventajas del maquillaje semipermanente es la rápida cicatrización de la piel. Esta es la razón por la que los cuidados posteriores requeridos son imprensindibles a la hora del exito de esta técnica.

El mismo día del tratamiento el paciente debe colocarse un bálsamo especial dos veces al día por la mañana y por la tarde, para hidratar la zona y evitar resequedad y picores.

El paciente no deberá quitar las costras dejar que se caiga sola para evitar que el pigmento se desaparezca.

El siguiente día el paciente puede lavar las cejas con jabón puro de glicerina. Sin frotar demasiado la zona , solo con pequeños toques con un algodón limpio. Secar inmediatamente la zona y colocar el bálsamo indicado. Este proceso se repite durante los 10 primeros días.

El éxito de la técnica es que las cejas deben estar siempre hidratadas.

– El cuidado principal a cumplir, tras los 10 primeros días después de la sesión, es proteger las cejas de agresiones externas, que podría provocar la caída de la costra donde se encuentra el pigmento implantado.

– Durante la primera semana, evitar la exposición de la zona ante la luz solar intensa.

– También es recomendable que la piel no entre en contacto con agua clorada (piscinas, jacuzzi, spas, etc.), ya que la zona tratada se encuentra algo vulnerable, y debemos evitar que quede sobreexpuesta ante posibles agentes infecciosos.

– Se debe evitar el maquillaje en las cejas cremas  o cosméticos alrededor de  ellas durante los 10  primeros días. Por otra parte, no resulta imprescindible, pero si recomendable, intentar no dormir boca-abajo durante los 10 días posteriores al servicio.

– No realizar tratamientos agresivos en la zona, como por ejemplo, aplicación de bótox, microdermoabrasión durante el primer mes.

Transcurrido un mes se realiza un retoque. En pieles muy sensible, piel grasa o pieles con trabajos anteriores es muy probable que haya que realizar un tercer tratamiento. Pasado un año se recomienda un retoque para seguir manteniendo el trabajo realizado. De este modo, el pigmento implantado en las cejas mantendrá su correcto nivel de saturación y fijación.